Vivos — 14 diciembre, 2015 at 9:53

Blind Reverendo, Plataforma, Barcelona

MG_0648

Un ateo nunca encontrará interés en la actuación de un reverendo, a no ser que se trate de éste. Blind Reverendo no gasta sotana ni alzacuellos, y tampoco recita textos sagrados. Blind Reverendo le canta al optimismo, a la alegría pese a las adversidades como forma de vida. Y lo hace conjugando a la perfección estilos dispares como el reggae, el raggamufin, el dub, incluso el rap, la rumba y el flamenco, todos ellos bajo un elemento común que no sabe de barreras: la sinceridad. Porque Blind Reverendo sobre un escenario canta, salta y baila, pero sobre todas las cosas, derrocha sinceridad, y pocos piropos mayores que éste hay. Una actuación que invita al divertimento pero también a la reflexión; remite a no perder la ilusión, y en caso de hacerlo –pues los hombres y mujeres sinceros somos vulnerables–, a renacer juntos con energía renovada y pletóricos de fuerza para afrontar nuevos retos y desafíos. Blind Reverendo también derrocha pasión aun con conocimiento de causa, y una particular percepción de la música –festiva pero técnica– que le permite abrirse a un mundo sin fronteras y desgranar las buenas acogidas de tanto ruido.

Dipping’in es su tercer trabajo compuesto de ocho canciones que recorren su abanico de estilos, y en el que se encuentran colaboraciones de Macaco, Tremendamente o Balmas. Un EP rico en sonidos e influencias con cabida tanto para puristas de los Toots, como de Morodo, sea por su afinidad al texto de conciencia social, a la música reivindicativa, o al mismo amor por el reggae que tuvieron otras bandas ya desaparecidas –y añoradas– como los barceloneses Radio Raheem, o Sublime, de Long Beach, California. Y se acordarán de éstos especialmente los que tengan la suerte de saludar en uno de sus conciertos a Charlotte, su fiel lazarillo. Porque Blind Reverendo es Mario Rivoiro, un no-vidente de Torino afincado en Barcelona, que «escucha los colores del mundo y las sonrisas de la gente a través de su música». Él no tiene iglesia, altar, ni tampoco rebaño. Ahí donde va, Blind Reverendo tiene a sus escuderos, y a una familia que no deja de crecer. Cosas de la sinceridad.

 

https://www.youtube.com/watch?v=FloATs7AIkk

http://www.blindreverendo.com

https://www.facebook.com/BlindReverendofanpage/

@BlindReverendo

Texto: Borja Figuerola

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: