Encuentros — 19 noviembre, 2015 at 16:54

Rojo, combatiendo la crisis con rock

12029630_693273944108178_1633659231242265483_o

Llevan 15 años forjándose un prestigio en la escena metalera valenciana, funcionando por su cuenta y funcionando desde la autogestión. Cuando se formaron eran R.O.J.O., un acrónimo con las iniciales de sus fundadores (Risu, bajo; Óscar M., batería, Juan, guitarra; Óscar, ya fuera del grupo, guitarra). Con Pablo como vocalista desde 2012 y Sacha sustituyendo a Óscar desde febrero de 2015, el grupo es ahora ROJO, y como tales han publicado “Crisis”, su tercer álbum, que se presenta en la sede de la CGT de Valencia el próximo 28 de noviembre.

¿Se abre una nueva etapa para el grupo a partir de este disco?

Óscar. Sí con “Crisis” nos hemos orientado más hacia el thrash metal; antes había una mezcla musical en el estilo que incluía punk, temas más rockeros, hardcore, y por supuesto thrash. Al entrar Pablo nos ha llevado a hacer temas de otra manera.

Risu. Pablo nos comentó hacer los temas en inglés y se ha currado el tema. Hay dos canciones, “Viva los toros cuando muere el torero” y “Rumbo perdido”, que por la temática, los toros y la colonización de América, decidimos que fueran en español para que el mensaje llegara con mayor claridad.

Pablo. Hay letras de todo tipo. “City of angels” habla de un suceso en 2006 en Beslan cuando unos chechenos masacraron un colegio ruso con niños dentro; la narración es desde el punto de vista de un niño. “Cocaine” es una oda a un amor inalcanzable. “Bullet with your name” es sobre el negocio de las armas, “Holy sinner” es sobre el Papa y hablando de la máquina empresarial que es la Iglesia católica.

El título lo deja claro, este disco ha cobrado forma durante una etapa de crisis mundial.

Pablo. El disco es producto de todos estos años de declive económico y social. Se ha parido durante ese periodo y decidimos que el título tenía que ser ese. Además está la canción homónima, que salió hace ya unos meses y cuyo clip tuvo muy buena acogida. Se convirtió en el avance de lo que iba a ser el disco.

Sois un grupo que se autogestiona y tenéis vuestras propias vías de promoción y difusión. ¿Existe una escena realmente alternativa a la música alternativa oficial?

Risu. Pero eso ha pasado siempre. Hace años ya estaban Leño, Barón Rojo, Obús que en los medios especializados de rock no aparecían. Eso no ha cambiado. Y ahora mismo hay muchas bandas de metal que están trabajando en Europa y Latinoamérica y no tienen repercusión en los medios.

Pablo. Si no eres guapito y cantas canciones moñas no sales en la tele.

Sacha. Esto ha pasado también con bandas del mainstream. Cuando Metallica surgieron no salían en ninguna parte, pero antes de sacar el primer disco ya eran una leyenda. Esta música tiene un componente de rebeldía que la hace incómoda y a la vez es aparte de su atractivo. En España no hay una cultura metalera o thrashmetalera como la que hay en otros países. Pero nosotros y otras bandas estamos trabajando en ello.

¿Es complicado subsistir cuando se va por libre?

Rosu. Al final lo que hemos hecho es crear nuestra propia productora, Gods of Metal Productions para poder organizar nuestros propios conciertos. Porque nosotros ensayamos para salir a tocar y darnos a conocer. Lo demás está bien, pero hay que disfrutar del directo, porque es donde el músico demuestra quién es. Ahí reflejas lo que sabes hacer.

Sacha. Nadie se va hacer ya millonario vendiendo discos porque la gente no los compra. Por eso mismo, el directo es como el gran objetivo, actuar y que la gente se lo pase de lujo y viva un momento salvaje y conecte contigo. Y tengan ganas de verte de nuevo. No vivimos de esto aún pero le ponemos toda nuestra pasión. Como decía el maestro Lemmy, esto lo hacemos primero para nosotros y luego para quien le guste.

12045332_693652600736979_968800144096353651_o

¿Hay un resurgir del heavy en valencia?

Juan. Si, y se nota. Y en España en general. Se podría hacer perfectamente un festival de tres días solo con las bandas valencianas que hay ahora mismo funcionando, y haciendo muy buena música, además. Nosotros hemos tocado con muchas de ellas. No sé si se podría hablar de una segunda ola porque la primera fue muy pequeña. Estaban Zarpa, Sable, Obscure, Total Death, y pocos más. Tampoco se han llenado nunca los conciertos, ni siquiera los de grupos pioneros como Zarpa.

Hace poco presentasteis el álbum en Madrid. ¿Qué tal fue la experiencia?

Juan. Para ser Madrid, en este caso, Vallekas, no estuvo nada mal. De hecho nos comentaron que pidiéramos otra fecha.

Óscar. La gente disfrutó. Contactamos con grupos de allí para colaborar de alguna manera Y el público se los pasó bomba. Un amigo me dijo que después del concierto tenía unas agujetas en el cuello que no podía con ellas. Eso es buena señal. Fue una fiesta muy divertida. Vendimos camisetas y discos. Ya hay gente en Madrid que lleva nuestro logo. Eso es un orgullo.

Al margen del tema de las iniciales, ¿llamarse ROJO es una declaración de principios?

Risu. Sí. No es porque seamos comunistas [ríe] pero nuestra filosofía es la autogestión y creo que eso explica muchas cosas. Somos una especie de cooperativa. Nos distribuimos nosotros los discos. Pueden comprarse en la web y en determinados establecimientos de Valencia. Tenemos un posicionamiento político libertario.

¿El rock es todavía subversivo?

Pablo. ¿Y cuándo ha dejado de serlo? Depende de las orejas que escuchen.

Risu. Musicalmente siempre lo es. Si además quieres contar historias que reflejen lo que pasa en la calle, lo es todavía más. Hay bandas de metal que hablan de dragones y mazmorras y de dioses del más allá, pero evidentemente ese no es nuestro caso.

 

Texto: Rafa Cervera

 

 

2 Comments

  1. Buenas guitarras y voz

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: