Vivos — 23 febrero, 2015 at 12:29

Bullet Proof Lovers, Dabadaba, Donostia

BulletProofLovers_BN

Minutos antes del concierto, Kurt Baker deambulaba por la sala Dabadaba con el gesto torcido, visiblemente contrariado porque una gastroenteritis lo ha tenido fuera de juego más días de la cuenta. Se trata de una tragedia para un tipo como él, un currela en esto del rock and roll que en el poquito tiempo que lleva en Madrid le ha llevado a montar su propia banda –Kurt Baker Combo– y compartir proyecto con unos incombustibles rockeros donostiarras en Bullet Proof Lovers.

No subestimemos, en todo caso, a los chicos que llevan la música rock tatuada en la frente. Kurt, además, es de los que se vienen arriba cuando se sube a un escenario. Con una chupa de cuero que le sienta como un guante cogió el micrófono y dijo nada más empezar: “Let´s rock!”. Fue el premonitorio grito de guerra que resume una noche de cervezas, conciertos y estupendos djs bautizada como Grosso Modo Festibala.

Con la entrada, la cerveza artesanal Gross regalaba un botellín -ojalá algún día esta saludable acción se extienda a todos los conciertos- y la sala Dabadaba, que colgó el cartel de no hay billetes, adquirió trazas del festival Funtastic de Benidorm. El mallorquín y muy freak Hombre Lobo Internacional se puso su máscara de animal salvaje y al modo de los one-(wolf)man band aulló en clave de blues, psychobilly y rock and roll. El epílogo fue épico y descacharrante a partes iguales, cuando se encomendó a Frank Sinatra dejando el listón muy alto a Puño Americano & His Puñetes.

Al grupo malagueño no se le puede negar su afán por combinar energía y humor. Sus músicos son técnicamente impecables y pueden levantarte el ánimo en uno de esos días de mierda. Sin embargo, el público -siempre tímido por estos lares- dio varios pasos hacia atrás y observó la actuación con bastante frialdad hasta que en el bis rescataron, cómo no, “Demolición”, el clásico tema de garaje-punk de Los Saicos que nuestros grupos (Mujeres, Novedades Carminha, Wau y los Arrghs!!!…) no paran de tocar en directo.

Con Bullet Proof Lovers subió (y mucho) la temperatura. No sólo cuentan con la baza de un excelente frontman. Sus miembros son curtidos músicos de la escena punk-rockera de Buenawista (Discípulos de Dionisos, Nuevo Catecismo Católico, Señor No) y sus potentes canciones (entre el power pop más aguerrido, el rock clásico de los 70 y el punk-rock) te dejan sin aliento desde el primer minuto. Aquí hay chicha de la buena, no hay duda. Acabaron desabrochándose las camisas e invadiendo el escenario. Tal vez, lo más interesante fue seguir los pasos de un guitarrista con tanto talento como Luiyi Costa. No llamará mucho la atención, pero mueve los hilos en la sombra de este grupo a prueba de balas.

Texto: Jon Pagola

Foto: Lorena Otero

 

 

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: