Rutas Inéditas — 16 agosto, 2014 at 22:51

Roger McGuinn, en la senda de Bapak

RogerMahoma Subuh Sumohadiwijojo es conocido por los miembros de Subud como Bapak. Nacido en 1901 en Java (Indonesia) afirmó haber estado en contacto con seres superiores y se concienció que su objetivo era transmitir esa energía, que él llamó ejercicio espiritual, al resto del mundo. En 1956 cambia su nombre por el de Bapak que, en indonesio, significa “respetado padre”, tras haber creado el Subud. La palabra es la abreviatura de las palabras Susila, Budhi y Dharma. Susila significaba vivir como un verdadero ser humano siguiendo la Voluntad de Dios. Budhi indicaba que en cada creación, en cada criatura de Dios, incluído el ser humano, existe un Poder Divino que trabaja tanto interna como externamente. Y Dharma aludía a la posibilidad que tiene cada ser de entregarse por completo a la Voluntad de Dios. Subud se anunciaba no como una nueva religión ni una secta, pero tampoco una enseñanza. Sólo se decía que era un símbolo de la posibilidad que tiene la humanidad de vivir de una manera adecuada. PSerá poco después cuando Bapak se traslade primero a Inglaterra y después a Estados Unidos. Es allí donde entrará en contacto con Roger McGuinn.

 

James McGuinn, nacido y criado en Chicago, había empezado a dominar los instrumentos de cuerda a partir de su inscripción en la Chicago’s Old Town School of Folk Music en 1957. En seguida fue contratado en varios garitos del circuito de folk de la ciudad donde se dedicaba a tocar sus versiones de canciones de Bob Dylan o Phil Ochs. En poco tiempo se trasladará a la Costa Oeste donde pretende forjar una verdadera carrera musical. El primer empleo que encontró fue ejercer el papel de guitarrista de la banda de Bobby Darin que quería introducir elementos folkies en su repertorio. Poco le duró el trabajo porque Darin enfermó y decidió dejar de cantar. En 1963, su fama de músico reputado había crecido y eso le permitió trabajar como músico de sesión de Judy Collins y Simon & Garfunkel. Sin duda su año clave será 1964, cuando conoce en el club Trovador de Los Ángeles a un joven Gene Clark, apasionado como él de los nuevos Beatles, y deciden formar juntos The Byrds. Ese mismo año, McGuinn oirá por primera vez hablar de Bapak, pero le prestará poca atención. Es tan solo doce meses después, con la banda ya asentada, cuando McGuinn empieza a escuchar con más interés los postulados de Bapak. Erróneamente se ha comentado que McGuinn jugaba a parecerse a sus amados Beatles, aspecto erróneo, ya que los cuatro de Liverpool todavía no habían entrado en contacto con el Maharishi. En 1965, por tanto, movido únicamente por su fe, McGuinn se une a la Subud y empieza a practicar el latihan, un ejercicio propio de los seguidores de Bapak que intenta abrir la mente a los fieles. Es el mismo líder espiritual el que le aconseja cambiar su nombre. James o Jim, como lo conoce todo el mundo es un nombre poco espiritual. Carente de significado. El maestro le aconseja buscar un nombre cuya inicial fuera la letra R ya que esta era la que hacía vibrar al mundo. Para ello propuso a su fiel discípulo McGuinn que escribiera en un papel diez nombres que le gustaran y que empezaran con la letra R. McGuinn, un enfermizo de los aviones escribió nombres como Rocket, Retro o Roger, todos relacionados con la aviación. Cuando le enseñó su lista a Bapak, el maestro le dijo que sólo Roger era un nombre real y que ese sea su destino. De esa manera el músico se convirtió en James Roger McGuinn. A partir de ese momento el músico enferma de fe y únicamente hace caso a lo que Bapak le sugiere. Toda su vida gira alrededor del gurú. Eso le llevará a reafirmarse como persona, aspecto que colabora a su decisión de seguir al frente de The Byrds a pesar de las deserciones de David Crosby, Gene Clark, Chris Hillman, Michael Clarke y de los sucesivos cambios de músicos. McGuinn era el líder. Era el válido. Bapack se lo decía. Era una buena persona. Los otros no.

 

Todo cambiará cuando a partir de 1975, Roger McGuinn entra en contacto con la Rolling Thunder Revue de Bob Dylan. El de Duluth y sus amigos empiezan a interesarse por la Biblia y sus contenidos. McGuinn los adelanta rápidamente y se convierte al cristianismo 3 años antes de que el propio Dylan lo haga público editando “Saved”. Es 1977 y a esa conversión influye definitivamente conocer a la que se convertirá en su mujer: una cristiana confesa Camilla McGuinn. Bapak era agua pasada y McGuinn decidirá cortar el contacto prácticamente de raíz.

 

Eduardo Izquierdo

One Comment

  1. Pingback: Últimas noticias | Eduardo Izquierdo

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: