Vivos — 21 julio, 2014 at 9:20

Anoushka Shankar, Sala Barts, Barcelona

anoushka

De un concierto de Anoushka Shankar se podría esperar unas cuantas ragas clásicas con un sitar a ratos hipnótico, a ratos festivo. Pero la hija del maestro Ravi Shankar (fallecido hace dos años) ofrece mucho, mucho más. Hace ya tres años hizo una interesante fusión de música hindú y flamenco. Ahora va más allá y mezcla sus raíces con violonchelos (dos), piano (muy acertado en “Indian Summer”), melodías soul  (preciosa la voz de Ayanna Witter-Johnson), batería de jazz-rock o percusión (como ese instrumento extraterrestre que es el hang). Arrancó con “Voice of the Moon” (de su tercer disco “Rise”, del 2005), pero el plato fuerte era la presentación del nuevo disco, el colorista “Traces of You”, con perlas del calibre de “Flight”. También recuperó una animada pieza de su padre (de las más celebradas) y dio la oportunidad a los cinco músicos que la acompañaban (a destacar el chelista Danny Keane) para lucirse con sus respectivos solos en “Chasing Shadows”. Anoushka hace de cada composición una aventura diferente, un viaje de exploración sonora. Y el público, que abarrotaba la sala, subyugado de principio a fin.

Texto y foto: Jordi Planas

 

 

 

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: