Encuentros — 14 julio, 2014 at 10:50

Tommy Ramone, última entrevista en Ruta 66 (febrero 2014)

Recordamos a Tommy rescatando esta entrevista que probablemente fue una de las últimas que ofreció, y que publicamos en el número de febrero de Ruta 66 de este año 2014.

Thomas Erdélyi es parte decisiva de la historia Ramones. Miembro fundador que origina un sonido que marcaría la historia del rock’n’roll. Aunque Tommy no suele conceder entrevistas, pudimos convencerle para que hablase sobre cómo construyó para los vértices del tiempo una de las bandas más innovadoras y esenciales de la música rock. El propio Tommy, que da la sensación de daño colateral emocional al hablar de la banda, es hoy el único superviviente crucial de los Ramones. Él fue el arquitecto de ese sonido.

312 portada2

Tú fuiste quien diseñó el sonido Ramones. ¿Cómo intuiste qué tenías que llevar a cabo al crear y producir una música tan nueva?

Bueno, la idea inicial era la de juntar a los diferentes personajes de la banda, originalmente yo era el mánager y quería utilizar a esos tipos de mi barrio, Forest Hills. Eran personas muy diferentes y pensé que compondrían una banda interesante, pues no se parecían a nadie que yo conociese. Les llevé a los estudios de ensayo que tenía con Monte y, desde un principio, rápidamente trajeron consigo temas originales, lo que yo no esperaba. Eran los esbozos de los temas que luego se publicarían en el primer álbum, ya eran historias urbanas. Desde un principio las cosas salían mucho mejor de lo que yo anticipaba. Había cosas y características diferentes, únicas en relación a la banda; sabía que se encontraban ahí pero sobrepasaron cualquier expectativa que yo tuviera. Y de ahí progresamos. Como sabes, Joey era originalmente el batería, pero era el mejor cantante del grupo y no particularmente un gran batería, así que tuve la idea de que el fuese quien cantase. Me parecía que sería una imagen muy buena y diferente ahí arriba en un escenario, justo en el centro. Estuvimos buscando baterías, pero no encontrábamos lo que queríamos; el estilo de los baterías era en aquella época demasiado heavy metal, le daban fuerte al bombo sin parar. Ese tipo de batería y sonido no encajaban con nuestra música en absoluto. Un día le intenté enseñar a los demás lo que necesitábamos, pero no lo entendían. Yo no era batería, sino guitarrista, y se me pidió que intentara tocar la batería. Dije que lo intentaría y así me convertí en el batería. Cuando empezamos a tocar juntos, de alguna manera el sonido encajó consistentemente. Era un sonido que ya era muy fluido al nacer.

Un sonido de constante zumbido y pulsación, ¿cómo evoluciono hacia eso? ¿Cómo te planteas, al ser guitarra, tocar la batería? ¿Altera el sonido tu concepto de la batería?

Fue una combinación de baterías que a mí me gustaban. Básicamente gente como Charlie Watts y Al Jackson de Booker T. & The MGs, una manera muy nítida y contundente de tocar la batería combinada con lo que yo pensaba la banda necesitaba para lo que estaban haciendo. Tenía en mi cabeza qué era lo necesario para los Ramones. Sentía lo que era necesario y, aunque me inventaba las partes de la batería, al ser un guitarrista supongo que conseguí un estilo original, ya que no pensaba como un batería, yo lo concebía de un modo más musical, como un pasaje musical. Así fue como conseguí ese estilo a la batería. Fue un giro para el sonido del grupo. Tampoco quería nada de excesos, si intuía algo así, lo descartaba. La solidez me vino por Charlie Watts, como he dicho, era uno de mis baterías favoritos.

¿Recuerdas el momento en que estos amigos tuyos, los Ramones, cambian de personas a artistas o rockeros? Dee Dee, por ejemplo, con una marcada identidad.

Justo en el momento que llegaron con temas originales pude ver que traían una serie de temas verdaderamente únicos, que nadie más hacía, pero incluso antes de esto, la mera idea de juntarles fue porque sentía que seríamos una banda dinámica e interesante. Al ser muy diferentes e interesantes como personas, y apasionarnos a todos la historia del rock’n’roll, sabíamos bastante sobre la misma. Yo sabía que teníamos los ingredientes para crear algo muy al principio de su gestación. Muy pronto, a unos meses de esa gestación, cuando yo ya era el batería, veía el potencial en la originalidad de lo que los Ramones serían y cómo de influyentes de hecho ya éramos. Ese gran potencial para mí era muy obvio, y además era apasionante ver el proceso. Las canciones sonaban excitantes, y ellos eran únicos realmente.

Si tuviese que elegir un disco vuestro sería Rocket to Russia, donde se incrementaba vuestra ironía. Contiene temas fantásticos como «We’re a Happy Family», y ahí no se salva nadie, era como una especie de teatro del absurdo. Tus influencias de la revista Mad y ese universo de irreverencia y sarcasmo, ¿cuan importantes fueron?

Creo que fueron una serie de influencias. Fue crucial lo que cada uno aportábamos. Yo confiaba en las diferentes personalidades y veía que, uniéndolas, se produciría algo único. Sí que Mad fue una influencia, esas observaciones tan ácidas eran parte de nuestro mundo. Fueron una serie de cosas, aparte de nuestras personalidades, que juntas nos hacían ver todo lo que nos rodeaba de manera diferente.

Hay una grabación en video bastante divertida donde directamente discutís y os insultáis en escena.

Solíamos hacerlo a menudo, eso de discutir eligiendo que temas tocar en el acto. El video al que te refieres debe ser del segundo o tercer concierto en CBGB. Allí la banda tocó unas setenta veces.

Cuando te marchas y enseñas a Marky cómo tocar a tu manera, cuando ibas a verles luego, ¿cómo te sentías? 


Siempre lo pasaba bien como público, disfrutaba con lo que hacían, sentía que estaban en el camino correcto, el que habíamos empezado los cuatro. Esto me recuerda que, una de mis bandas favoritas en vivo de la escena, aparte de Ramones, eran los Talking Heads. Me parecían de las mejores, una banda increíblemente original. Eran extremadamente buenos. En los primeros años yo asistía a todos los conciertos de Ramones a los que podía, y la intensidad era más que manifiesta. Creo que en aquellos primeros años funcionaron de una manera muy estructurada y siempre tocaban de manera genial. A pesar de no estar con ellos como batería, me sentía parte del grupo. Tocaron incesantemente y jamás les vi dar un mal concierto, ¡eran los años de gloria! Sentí que había dejado mi carácter impreso en la banda ya que el sonido de la batería continuaba igual. La verdad es tuvimos suerte de salir vivos de algún concierto que otro. En Europa era otra historia, pero aquí la incomprensión era constante, no importa a quien teloneásemos. La hostilidad de las audiencias no cesaba, lo que no nos hizo dejar de perseverar. Nunca fuimos buenos como teloneros.

Sois el nexo entre el proto-punk y el punk. No hay afirmación y desarrollo más sólido de las ideas expuestas en el proto-punk que las vuestras. Los medios en EE.UU. censuraron hasta vuestra misma existencia.

Fuimos los primeros, y sin apoyo masivo del sello, pues tampoco nos lo podían proporcionar, Sire no tenía grandes presupuestos. Nunca disfrutamos de ningún apoyo mediático, más bien fue todo lo contrario. Definitivamente, los medios querían quitarnos de en medio sin darnos ningún tipo de oportunidad. Los hippies que controlaban la FM de la época no iban a sacrificar sus cómodas existencias por sonidos nuevos y diferentes. Nadie iba a tolerar y mucho menos promocionar a nuestra banda y las que nos siguieron.

Ni siquiera con «Rockaway Beach» lo pudisteis conseguir, aunque lograsteis algo más importante, un tema pop perfecto. Me refiero a que es pura diversión. Jamás tuvisteis ambiciones políticas, como sí las tenía el contingente londinense.

Creo que efectivamente «Rockaway Beach» es pop puro. Dice mucho de los medios de entonces que no nos dieran oportunidad ni siquiera con este tema. Estoy muy orgulloso de lo que grabé con la banda y quizás sea «Rockaway Beach» lo más conseguido como tema pop que jamás hicimos. Y te diría que «Sheenah Is a Punk Rocker» también… Estar bajo el estigma de banda punk te garantizaba que nadie se acercara a ti en ningún momento. Es un estigma difícil de imaginar hoy día.

 

Texto: Tony Sanders

3 Comments

  1. SAGRADOS PARA MI sagradosssssssss soy punky xavi de radio pica

  2. Y quedaron, así, para siempre…!!!

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: