Breves — 30 julio, 2014 at 20:37

Foire Aux Vines, Neil Young y los vinos de Alsacia

neil-young-770

Si ya el año pasado, los que no quisieron perderse la primera gira europea de Neil Young con Crazy Horse en más de una década, tuvieron que desplazarse a Biarritz o Nimes (mi caso), este año la meta se hace aún más larga: 1.100 kilómetros de carretera hasta Colmar, población francesa cercana tanto a Suiza como a Alemania. Allí se celebra la muestra Foire Aux Vins, una feria devota al buen vino abierta tanto para profesionales como para el público en general. Por supuesto, la apuesta de la feria son los vinos de la comarca, la de Alsacia. Como suponemos que gran parte de su vino debe ser de una calidad incuestionable, centrémonos en lo que realmente nos lleva hasta allí. Desde 1958, a la muestra vinícola le acompaña otra muestra: la musical. En su primera década de vida los artistas que por allí pasaban carecían de relevancia mediática (con humildes excepciones, como Johnny Hallyday o los Moody Blues), pero fue con la actuación de Ike & Tina Turner en 1975 cuando se abrió la veda a grandes artistas internacionales y de peso. Salvando las distancias, se le puede considerar como una especie de hermano pequeño del festival de Montreaux. Como este, reparte las actuaciones de forma independiente y en diferentes días, y ya entonces se abría a todo tipo de exposiciones musicales: desde el Jazz al Funk, del Rock a lo que esté de moda en el momento. Siguiendo los pasos de los Turner, por su escenario pasaron en años venideros artistas de la talla de Rory Gallagher, Nina Simone, Dizzy Gillespie, los Pogues, Chet Baker y tantos otros. Pero cuando empezó a ser tomado en serio como un referente veraniego en lo estrictamente musical, fue con la entrada del nuevo milenio. Desde entonces se ha ampliado el público, que accede desde diferentes puntos del continente, y la gama de artistas es de chuparse los dedos: Iggy Pop, James Brown, Robert Plant, Deep Purple, Patti Smith, Lou Reed… Cada año tiene varias cosas interesantes y el recinto donde se celebran las actuaciones es admirable: amplio, pero no gigantesco. Puedes ver bien las actuaciones prácticamente desde cualquier punto e incluso las gradas se sitúan muy cerca del escenario. Allí realicé la entrevista a Alice Cooper que se publicó en el número especial de 25 aniversario de Ruta 66. Personalmente, eso lo hace, si cabe, aún más especial. Neil Young actuará allí por primera vez y eso produce una ventaja que nos hace pensar en tres cosas: poder verle bien desde cualquier punto, entradas a precios razonables y la compañía de un público que va a disfrutar de la música. Por otro lado, si esta es la última gira de Neil con Crazy Horse, como apuntan los rumores desde el año pasado, aún con la ausencia de Billy Talbot – que sufrió un derrame cerebral-, no necesitamos más excusas. Colmar, allá vamos.

Texto: SERGIO MARTOS

 

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: