Encuentros — 16 junio, 2014 at 12:46

El Ser Humano, inquieto e inclasificable

el ser humano

Detrás de El Ser Humano está el valenciano Gonzalo Fuster, uno de esos músicos únicos que se descubren de vez en cuando y que sorprenden por su honestidad y sus propuestas musicales. Con una dilatada trayectoria musical formando parte de varias bandas dio el salto en solitario con su primer disco homónimo, su último trabajo es el excelente Pyla Pan. Pero como sigue siendo un culo de mal asiento ya tiene un adelanto de su próximo trabajo con dos nuevas canciones. Gonzalo nos habla de todo ello.

 ¿Cuándo y cómo nace El Ser Humano?

Entre 2009 y 2010, tras 8 años de absoluto desinterés por la composición e interpretación. Volvió a apetecerme hacer canciones y tocar con gente. El origen exacto fue cuando propuse a Dani Cardona, productor y propietario del estudio El Sótano, trabajar juntos en algunas nuevas canciones. Así nació El Ser Humano, como complemento a mis otros proyectos y con el objetivo de experimentar más profundamente con mis propias canciones.

¿Por qué este nombre y no usar el tuyo propio?

El nombre me gusta por la contradicción que supone, es impersonal y muy personal. Un singular aglutinador, anónimo, general. En ningún momento me planteé utilizar mi nombre real, no me gusta, suena a cantautor, lo que se aleja mucho de mi objetivo. He pasado fases de creer que me equivoqué con el nombre, ahora estoy convencido que es el nombre que mejor define mis canciones. De todas formas, los nombres por sí solos no significan nada.

 ¿Cómo entraste en contacto con la música? ¿Tus primeros recuerdos musicales?

Soy el (muy) menor de cuatro hermanos, tengo recuerdos de niño disfrutando de The Police, Elvis, Radio Futura, Jesus & Mary Chain, etc,… Los primeros grupos que hice míos fueron The Who y The Beatles. Por aquel entonces ver las carpetas de los discos era tan importante como su contenido, me montaba verdaderas películas con la estética global. Grababa decenas de cintas en un radiocassette Toshiba con canciones (digamos mejor fragmentos de 3 minutos sin estructura ni lógica) tocadas en un piano Casio PT-1. Eran un sin dios, y pese a mi interés, nunca las pude recuperar, mi madre lo tiraba todo. Luego llegaron los 90 y lo más moderno que escuchaba era el London Calling, pero sobre todo 60s; The Small Faces, Os Mutantes, The Zombies, Los Brincos… Fue entonces, sobre 1994 o 1995 cuando formé mi primera banda estable, una especie de mezcla de Jonathan Richman y Television Personalities.

 Has formado parte de varios grupos como Ontario o Trinidad. ¿qué te han aportado como músico y qué te decidió a dar el salto en solitario?

Ontario y Trinidad son lo mismo que el Ser Humano pero en otros momentos, con otros amigos y con timón compartido. Hubo un momento en el que necesitaba la máxima autonomía y ligereza, así que decidí segmentar mis canciones y quedarme algunas para gestionarlas yo solo. Por otra parte, algunas canciones han ido de una banda a otra. Trinidad sigue en activo, aunque hibernando, los cuatro tenemos nuestras propias bandas.

¿Cómo es tu proceso de composición? ¿Qué nace primero la letra o la melodía?

La melodía, siempre. La letra va unida a la melodía, nunca me siento a escribir una letra. Toco, toco y toco, mientras toco voy poniendo palabras a esas sensaciones, hasta que la repetición va puliendo las frases, los giros, el guión. Luego, es cierto, cuando está roma y cogida, suelo pararme a analizar y buscar palabras repetidas y errores. Aunque tengo canciones con errores que he dejado premeditadamente, lo que ha dicho el corazón que no lo cambie el cerebro.

¿En qué te inspiras a la hora de componer tus letras?¿De qué hablan las letras de Pyla Pan?

Trato de no abordar las ideas como todo el mundo lo haría. En ocasiones lo consigo. La intención melódica de la composición marca la temática de las letras, aunque también me gusta desconcertar con frases corruptas, como si fueran bits en clusters equivocados. Todo el disco trata sobre una periodista que me preguntó de qué hablaban las letras de Pyla Pan y que tras leer mi respuesta le apeteció muchísimo escuchar dos veces entero “Ou Panis et Circensis” un domingo tarde.

 En el disco colaboran Fito Haro a los bajos y Dani Cardona a las baterías y arreglos. No es la primera vez que colaboras con ellos. ¿Qué aportan a tu música?

Mucho, son puntales aristotélicos de El Ser Humano. Dani propuso a Fito como bajista y arreglista para el primer disco. Me encantó el resultado y repetimos en Pyla Pan, dando un gran paso adelante. Se implicaron muchísimo y ahora aportan no sólo su interpretación, sino también su creatividad. La producción de Pyla Pan es mérito de Dani Cardona en un 99,9% (creo en el azar, ese 0,1%). A día de hoy nos compenetramos perfectamente y hemos sumado a Rubén Marqués al bajo.

 Publicas en Malatesta Records. Sello independiente valenciano que basa su funcionamiento en la implicación organizativa de las bandas que forman parte del mismo. ¿Cuál es tu participación en el sello y cómo llegaste a ellos?

Me halaga saber que Néstor Mir (creador de Malatesta) persiguió todos los proyectos que he creado, Ontario y Trinidad, hasta conseguir fichar a El Ser Humano. Me lo puso muy fácil desde el principio, además de apostar ciegamente a nivel personal e impulsarme. Néstor ha asumido la dirección absoluta y, aunque se sigue escuchando a todo el mundo, funciona como una discográfica más madura con una línea editorial marcada por él. Lo cual me parece perfecto.

 ¿Ves diferencias a nivel de sonido entre tu primer disco como El ser humano y este disco?

Como las que hay entre el Band on the Run de los Wings y el The Drift de Scott Walker. ¡Muchas! Pyla Pan es mucho más yo. Y el nuevo disco será otro gran paso adelante, estoy seguro.

 ¿En qué formato presentas el disco, en solitario o con banda?

Con banda y en eléctrico. Rubén al bajo, Dani a la batería, percusiones y coros, Fito a la guitarra y teclado y yo cantando y con una acústica. No obstante también toco mucho solo, es una de las ventajas que tiene El Ser Humano. Rápido y ligero y con la situación económica actual es, en muchos casos, más viable.

Texto: Anabel Vélez

Foto: Juan Terol

2 Comments

  1. Pingback: Prensa | El Ser Humano

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: