Encuentros — 14 febrero, 2014 at 11:32

Chrysta Bell, un sueño de David Lynch

 

Chrysta Bell by Todd Wolfson2

Hasta ahora, creía que las dos mujeres más bellas a las que había entrevistado, amén de otras, eran Imelda May y Tori Amos. Sin embargo, hay que sumar también a Christa Bell, una dama que no sólo destaca por su belleza -es asimismo muy simpática-, su talento es enorme, y no todos los días una se convierte en la musa de David Lynch. Y además, la podremos ver con nuestros propios ojos, y oír de primera mano sus misteriosas canciones. Será el 27 de marzo en Charada (Madrid) y el 28 en la (2) de Barcelona.

 Tu disco tiene ya dos años, estás escribiendo nuevo material. ¿No es para ti un poco extraño pensar en una serie de canciones e interpretar otras que tienen más tiempo?

En un principio lo puede parecer, pero he aprendido a separar. Soy consciente de que ahora serán cuatro o cinco semanas con esos temas, me meto de nuevo en ese papel, y una vez vuelva, muto otra vez. De otro modo, creo que la inspiración se retroalimenta, y el tener otra identidad durante unos días me da la oportunidad de crecer dentro de esa personalidad y mundo paralelo que estoy creando. Todo es moldeable, se puede adaptar perfectamente.

¿Y qué nos puedes explicar de esos temas que están en el horno?

Es material muy clásico, quizás más estándar. Es personal, retrato muchos aspectos de mi vida, y el darle ese toque le da más sentido al mismo, es una evolución lógica.

Anteriormente apostabas por darle un punto conceptual a tu música, a tus obras. ¿Cómo lo ves?

 Al final, yo creo que es una cuestión de hacer participes a cuantos más conceptos mejor, presentarlos de una manera que sea atractiva, hermosa. Darle forma y experimentar, ahí está el truco. Y ser inquieto. Explorar esos nuevos territorios pienso que es positivo, son muchos niveles los que puedes alcanzar. También creo que es bueno buscar la participación de otros músicos, llegar a puntos de acuerdo.

Te lo habrán preguntado un millón de veces, pero es inevitable no preguntarte por tu conexión con David Lynch.

Para mi nos es ningún problema (risas), es un honor tener esa etiqueta o que te asocien a una artista como él, es excitante. Le da continuidad a tu obra, te presenta nuevos retos, te obliga a estar fresca y con la mente abierta. Es una relación que se desarrolla con naturalidad, emociona sólo de pensar en ello.

¿Cómo crees que influye su arte en un tu música y en general en el mundo del cine? ¿Te identificas con lo que hace en sus filmes?

Su mayor cualidad es que es capaz de crear un mundo nuevo, único. Y da igual si son películas, animaciones o un anuncio, él tiene su sello. Amo lo que hace. Y no porque piense que es muy rico o profundo lo que genera, simplemente empatizo, me hace pensar. Es significante. Sinceramente, la clave está en disfrutar de cada momento, de cada segundo. Es icónico, esperanzador.

Como mujer, ¿cuáles han sido para ti algunas de las referencias femeninas que más te han impactado e influido?

Me encanta la naturaleza de lo femenino, es extraordinario, sentirse mujer y poder mostrarlo, exhibir tu poderío. Con naturalidad, sin pretensiones, pero siendo tu misma, dejando huella. La energía que desprenden algunas mujeres es inspiradora, asociar nombres a tu mente. Y aunque es difícil destacar o hablar sólo de algunas, te diría que Rita Hayworth, Annie Lennox o Nina Simone. Caracteres que representan un universo único sin ser víctimas de un modelo premeditado.

 

Texto: Toni Castarnado

Foto: Todd Wolfson

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: