Artículos — 2 Agosto, 2012 at 0:00

The Lizards, Lamiendo Europa

El trío barcelonés de punk ‘n’ roll formado por María, Carla y Contre hicieron las maletas y empaquetaron instrumentos para presentar sus canciones por Alemania y Francia. Una empresa arriesgada teniendo en cuenta la alta posibilidad de perder una buena cantidad de pasta y también la salud durmiendo a salto de mata y comiendo lo que se puede y cuando se puede. Pero, sorpresa, no han regresado en bancarrota y con la salud intacta. En este rápido y conciso diario de gira nos relatan como ha sido posible esa hazaña. ¡¡The Lizards en ruta!!

 

 

Fecha: 1 jul. Destino: Bordeaux (Francia)

Nos dirigimos al aeropuerto de Barcelona rumbo a Burdeaux para encontrarnos con Ludo, guitarrista de Flying Over y gran amigo nuestro. Él ha sido el responsable del booking de la gira y será además nuestro tour manager. Juntos vamos a emprender un viaje que durará 15 días y abarcará diversas ciudades de Francia y Alemania. El primer paso, una vez en el aeropuerto, es conseguir que los de Iberia nos dejen subir los instrumentos al avión como equipaje de mano. En teoría ésta es una de las pocas compañías que lo permite y por eso compramos los billetes a través de ellos. Pero para nuestra sorpresa, el vuelo se ha vendido en el último momento a Vueling por lo que pretenden que facturemos todos los instrumentos pagando además un importe extra. Tras luchas varias con el encargado de facturación y las azafatas, finalmente subimos los instrumentos al avión. Bien… ¡la gira empieza con buen pie!

Fecha: 2 jul. Destino: La Rochelle (Francia)

Nuestro primer concierto está programado en el bar Barbarella, muy bien ubicado frente al puerto de la ciudad. Llegamos, probamos, cenamos en el bar. Acude bastante gente para ser un día entre semana y la respuesta es buena. Dormimos en casa de Nils, baterista de Flying Over.

Fecha: 3 jul. Destino: Nantes (Francia).

De nuevo en la carretera. Nos dirigimos a un bar llamado Chien Stupid, situado en el centro de Nantes.

De camino, paramos en la playa de Aytré para almorzar. Al llegar, nos encontramos con The Bellrays tomando un café en una terraza. Ellos también tocan ese mismo día en una sala cercana. Les saludamos y nos ponemos a hacer las pruebas de sonido. Cenamos en un restaurante italiano con los promotores. El concierto va bien, la gente es receptiva y se muestran interesados por lo que hacemos. Estamos a punto de que nos lleven al backstage de The Bellrays para ver su show, pero los horarios de ambos conciertos coinciden así que al final resulta imposible. ¡Lástima! Esa noche dormimos en casa de uno de los promotores.

Fecha: 4 jul. Destino: Aachen (Alemania).

Nos ponemos en marcha tras cargar la furgoneta. Nos esperan nueve horas de viaje. Al llegar a la frontera, la policía está realizando controles: nos paran y nos cachean. Nos revisan las maletas, nos hacen perder media hora y tras comprobar que no llevamos sustancias tóxicas, nos dejan seguir con nuestro camino. Llegamos a Aachen justo para la prueba de sonido en el bar Haupquartier. Tras la cena, el concierto resulta muy divertido. El público se muestra muy animado. Esa noche dormimos en casa de Alan después de pasar varias horas charlando mientras nos servía, uno tras otro, chupitos de snaps elaborado por su familia de origen croata.

Fecha: 5 jul. Destino: Köln (Alemania).

Alan nos despierta con un fantástico desayuno y partimos para Köln. Como nos sobra tiempo, visitamos el centro. A la hora indicada llegamos a la sala Sonic Ballroom. Allí tocaremos con The Avengers, mítico grupo de San Francisco de la escena punk del 77. La sala se llena, el concierto va bien. Después de la fiesta post-concierto, dormimos en el piso superior de la misma sala compartiendo habitación con Greg, guitarrista de The Avengers al que Carla ya conocía por haber tocado con ellos años atrás. El resto de los Avengers duermen en la habitación contigua. Coincidimos con ellos en el desayuno, muy buen rollo. Nos despedimos y partimos.

Fecha: 6 jul. Destino: Kassel (Alemania).

Llegamos a Kassel, donde tocaremos en un garito llamado Haus. La sala es sencilla, pero la gente lo da todo. La noche transcurre divertida y algunos de nosotros continuamos la fiesta con los alocados asistentes al concierto en otro bar llamado Mutter. Lo bueno de Alemania es que los bares no tienen hora de cierre. Ludo es buen amigo de varios de ellos, así que se nos hace de día hablando y tomando cerveza. Dormimos unas pocas horas antes de proseguir el viaje.

Fecha: 7 jul. Destino: Wolfsburg (Alemania).

Wolfsburg es una ciudad obrera, cuna de los coches Volkswagen y del licor de hierbas Jaggermeister.

Tocaremos en el Sauna Klub, un bonito bar decorado al estilo 60’s, que forma parte de un centro cultural enorme llamado Hallenbad, donde nos alojaremos. Realizamos la prueba de sonido junto a la banda local que abrirá el concierto. Hacemos tiempo jugando al ping-pong y cenamos increíblemente bien en el restaurante del centro cultural, abierto al público. El concierto funciona, la gente se anima y la noche se alarga como viene siendo habitual. Dormimos en una sala habilitada con unas fantásticas instalaciones. Este es el concierto que ofrece mejores condiciones de la gira.

Fecha 8 jul. Destino: Berlín (Alemania).

Desayunamos en el restaurante del Hallenbad un maravilloso buffet libre que nos hace sentir como los Stones en un hotel de lujo. Ciertamente este lugar es un oasis para todas las bandas que están de gira por el buen trato que dan a los grupos. ¡Esperamos volver! Continuamos el viaje hacía Berlín y nos dirigimos a Friedrichshain, donde está situada la sala Tiefgrund. Tocamos con Love Lanes, grupo local. Nos ha venido a ver Eric, un chico que conocimos en el concierto de Wolfsburg. Cenamos todos en un garito turco de Kreuzbergy nos tomamos unos cócteles en el Tiki at Heart. Dormimos en Kreuzberg.

 Fecha 9 jul. Day Off: Berlín (Alemania).

Empieza nuestro Day off. Contre aprovecha para hacer turismo. María, Carla y Ludo pasan el día en Kreuzberg, visitando tiendas de discos y de segunda mano. María se encuentra casualmente con Dave, un conocido suyo propietario de Due Forni, famosa pizzería llena de alusiones a bandas de punk y hardcore. Decidimos ir a cenar allí. De camino, un taxista turco arriesga nuestras vidas conduciendo a 160 Km/h. mientras nos deleita con los grandes éxitos turcos del verano al 11 de volumen. ¡Aún nos da la risa recordándolo! Después de la cena nos reunimos en el mítico bar White Trash con Olivier, frontman de Love Lanes y ex-miembro de la banda berlinesa de Texas Terri. Visitamos con él algún que otro bar de la zona antes de retirarnos a descansar.

Fecha 10 jul. Destino: Chemnitz (Alemania).

Volvemos a la carretera rumbo a Chemnitz, ciudad industrial donde se encuentra la sala Subway to Peter. Llegamos y probamos. Tenemos toda la tarde por delante y no hay mucho que hacer allí así que de forma improvisada pasamos el rato tocando algunas canciones con Contre cantando, Ludo tocando la guitarra y Carla a la batería. Después de la cena empieza el concierto. Nos vienen a ver unos estudiantes españoles por eso de la empatía natal. Dormimos en un local repleto de colchones. Las paredes están forradas de posters firmados por todas las bandas que han pasado por allí.

Fecha 11 jul. Destino: Wiesbaden (Alemania).

Tocamos en el Sabot Club. La sala se llena y la gente se muestra muy entusiasta.

Hay bastantes Turbojugends entre el público. Dormimos en el piso de Kevin, un chico amigo del promotor.

Fecha 12 jul. Destino: Essen (Alemania).

Desayunamos en un restaurante italiano cercano a la sala y nos ponemos en marcha.

Tocamos en el Freak Show, un espectacular local a cargo de Benny y Ela, una entrañable pareja.

El local está decorado con motivos de serie B, calaveras, monstruos, leopardo…¡y pollas en el lavabo! Todos los detalles son muy freaks y están hechos a mano por sus dueños. El garito rezuma rock and roll así como la gente que suele acudir a él. Tocamos y nos lo pasamos de muerte con todo el mundo, Benny nos obsequia con su propio snaps “Dirty Benny”. Dormimos en casa de Benny y Ela. Nos gusta Essen, el Freak Show y su gente. ¡Volveremos!

Fecha: 13 jul. Destino: Düsseldorf (Alemania).

Llegamos a la sala The Tube situada en el centro. Düsseldorf está de fiesta y las calles están repletas de gente. Compartimos cartel con un grupo local que toca “emo”. Nada tienen que ver con nuestro estilo pero resultan ser gente muy maja. Nos viene a ver Natalia, una española que está viviendo allí hace algún tiempo, y también un dj madrileño afincado en la ciudad. Conocemos a Raimund Sascha, el presidente de la Turbojugend de Miellen quién conduce varias horas desde su ciudad expresamente para vernos tocar y nos obsequia con un fantástico licor típico de allí. También acuden tres chicos que vinieron a vernos en Aachen. Repiten bolo y se saben nuestros temas. ¡Buena señal! El concierto es un éxito, la gente sale muy contenta. Después de marcamos unos cuantos bailes con Natalia y Sascha nos vamos a dormir a un hotel situado cerca de la sala.

Fecha: 14 jul. Destino: Paris (Francia).

Nos dirigimos a Les Combustibles, céntrica sala de Paris donde tocaremos con dos bandas amigas: Rewinders y Garaje López. Además también tocaremos con otro grupo de Barcelona: Tötalikers.

Cenamos todos juntos en el restaurante de la sala. El club está repleto, hace mucho calor y hay muy buen ambiente. Tocamos últimos y nos lo pasamos muy bien. Es un gran concierto de despedida de gira, nos piden varios bises, corean nuestro nombre y nos vamos más que felices. Dormimos en casa de nuestro colega Tom, guitarrista de Lipstick Vibrators.

 Fecha: 15 jul. Destino: Bordeaux (Francia).

Partimos hacia el aeropuerto de Bordeaux después de dormir un par de horas. Estamos más cansados que nunca ya que se empieza a notar el agotamiento de trasnochar, cargar equipo y viajar que hemos acumulado durante toda la gira. Llegamos al aeropuerto y nos despedimos con mucha pena de Ludo. Para poder subir los instrumentos tenemos que volver a pelearnos con azafatas y esta vez, hasta con el capitán del avión. Está claro que las compañías aéreas no dan facilidades a los músicos. Después de una hora de vuelo llegamos a Barcelona. ¡Prueba superada! Hemos finalizado una estupenda gira de 2 semanas, sin arruinarnos, haciendo muchos amigos y dando a conocer a la banda en otros países. ¡Ya estamos deseando volver a la carretera!

THE LIZARDS

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: