Discomático — 10 Mayo, 2012 at 0:00

The Vegabonds – Southern Sons

Cuando una etiqueta precede a una banda hay que tomar medidas de protección. Como, por ejemplo, algo tan fundamental como escuchar los discos antes de predisponerse de una u otra manera. Que el rock sureño vuelve a estar presente en la dieta musical tras estar difunto, bajo tierra y casi en el limbo es algo palmario. Nuevas bandas, buenas y malas, surgen constantemente bajo la bandera confederada. Los de Alabama han sido metidos en el saco y, pese a que no es una afirmación errónea, tampoco es del todo acertado.

Irrefutable que hay elementos del género en su música, de casta le viene al galgo, pero tanto en su primer disco, Dear Revolution (2010), como sobre todo en este segundo sus pistolas apuntan en diferentes direcciones ya que cruzan la noble estirpe de Dixie, buenas dobles guitarras, medios tiempos en crescendo, con elementos propios del mundo jam band, nombres como Pish o Widespread Panic me vienen a la mente al escuchar partes de sus canciones, o del rock americano más clásico. Y con unos ribetes melódicos que los tornan más livianos y los aproximan a un público más variopinto que el tradicional seguidor del rock procedente del sur de los Estados Unidos. ¿Hijos del sur? Sí, pero con reservas. Y que se trabajen un poco más las portadas. Horribles es poco. 

MANEL CELEIRO

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: