Artículos — 10 enero, 2012 at 0:00

Old 97’s. La culpa es de la gravedad

NUESTRO POST DE LA SEMANA

Son muchos los redactores de esta casa que pasean sus letras por la blogosfera. Por eso queremos, regularmente, seleccionar algunos de los mejores posts que cuelgan nuestros plumillas. Esta semana le toca el turno a Manel Celeiro y sus reflexiones sobre Old 97’s.

 

Suelo dedicar los días laborables a escuchar las últimas adquisiciones y las novedades. Pero durante el fin de semana me gusta desempolvar discos de las estanterías e ir recuperando grabaciones. Este último fue el turno de volver a escuchar a Old 97’s. Toda una rara avis. Una oxigenante excepción entre el pandemonium de músicos y bandas originado por Uncle Tupelo, Son Volt o los primeros Wilco y amamantado por esa Biblia que fue la desaparecida, editada ahora en formato digital, No Depression.

  

Si, ellos también arrancaban de la tradición, su nombre está extraído de una canción de Johnny Cash, pero al mismo tiempo gustaban del pop, el surf, el punk y no renunciaban a ser una banda ávida de nuevas experiencias. Originarios de Dallas empezaron a tocar juntos en el 93 y alcanzaron su punto más alto con Too Far From Care (1997). Álbum donde conseguían encajar de manera idónea el puzzle de sus influencias. Tras el citado trabajo fueron alternando intermitentemente paladas de cal y arena en Fight Songs (1999), Satellite Rides (2001) y Drag It Up (2004). Pero sería Alive & Wired (2005) reconfortante y magnífico doble directo el que marcó pistoletazo de salida hacia una nueva etapa de plenitud creativa. La escucha de Blame It On Gravity (2008) llenaba de alegría. Alegría continuada en sus siguientes lanzamientos, The Grand Theatre Vol. 1 (2010) y The Grand Theatre Vol. 2 (2011). Recuperado el jovial y emprendedor espíritu de los primeros tiempos tropezamos otra vez con esa promiscuidad que tan pronto remite a los Beatles como a Waylon Jennings, al pop más luminoso y a los sonidos fronterizos, al rock independiente y a las baladas campestres. Brillantes fabricantes de estribillos, cazadores de melodías, maestros en tres minutos de placer.

  

Más entradas en http://corazonderockroll.blogspot.com/

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: