Encuentros — 18 noviembre, 2011 at 0:00

Serie Música y Compromiso: Fernando Pardo (Sex Museum / Los Coronas)

Ruta 66 sondeó a algunos de los músicos que más nos gustan para que dieran su opinión sobre los tiempos convulsos en los que vivimos, para que expresaran su punto de vista sobre el resurgimiento de la protesta popular como espejo de una indignación que traspasa fronteras geográficas y clases sociales, para que opinen sobre si música y protesta socias han de ir de la mano o ignorarse. Ahora le toca el turno a Fernando Pardo. El Sex Museum mayor habla, tan claro y alto como de costumbre, sobre la relación entre política y rock.

 

¿Por qué hay reticencias a tocar esta clase de temas? ¿Por qué tocar temas sociales o políticos (y no hablo de significarse a favor de un partido, un movimiento o una ideología, sino de contar las cosas que pasan) está cada vez peor visto en el rock?

Hay montones de grupos que lo hacen, desde Def Con Dos o S.A. a todos los herederos del Rock Radical Vasco, por ejemplo y en la escena de r’n’r mas subterránea, gente como Diesel Dogs entre otros. En el momento en que la prensa musical de principio de los 80 apostó por la Movida por delante del Rock Urbano o por George Michael en lugar de Billy Bragg, lo hizo también por la música sin mensaje que buscaba la diversión o la evasión en lugar de la reivindicación política, social y el ánimo de cambio. Pero que no trasciendan no quiere decir que no existan, yo cambiaría tu pregunta por “¿Por qué tienen tan poca trascendencia en los medios los grupos de rock que tocan temas sociales o políticos?”

Llama la atención que haya existido un abandono generalizado de estos temas, mientras que las letras han tratado con bastante frecuencia lo íntimo, la relación con uno mismo o las complicaciones en el amor.  Sin embargo, cuando se trata de hablar de los sentimientos que provoca esa inestabilidad vital socialmente causada, todo el mundo parece mostrarse un tanto saturado. ¿Por qué crees que es así? Y en tu caso, ¿por qué está clase de temas te interesan/ no te interesan para tus letras?

Ya lo habrá, la gente se ha echado a la calle y los músicos, tan afectados como cualquier otro, reflejaran su insatisfacción en sus obras tarde o temprano como ya ocurrió en el mundo occidental con mayo del 68 y aquí con la transición. Y luego cuando las cosas se estabilicen volverán otra vez las ganas de olvidar la crudeza de lo cotidiano y evadirse con la música, el cine o la literatura. Realmente veo tan lícito en cualquier forma de arte el reflejar lo que ocurre a nuestro alrededor como abstraerse completamente de ello. Muchos de los grandes poetas españoles del siglo XX eran muy activos políticamente y sin embargo su obra tan solo reflejaba otra realidad, en la que sus ideales políticos no asomaban por ninguna parte.
La significación del arte con ideales políticos concretos, representados por partidos, me parece en casi todos los casos un matrimonio de conveniencia. Veo más sincera la identificación con temas sociales cotidianos concretos, especialmente todo lo que tiene que ver con la libertad del individuo frente al estado.

Es curioso, además, que cuando las presiones exteriores desaparecen, por ejemplo las de la gran discográfica, a la hora de hacer un determinado tipo de música o de tratar determinados temas para conseguir el éxito, justo cuando no hay censura, estos temas se tocan menos. La gran mayoría de vosotros no está en una multinacional y la presión del público ya no se deja notar en hacer músicas más o menos accesibles. ¿Se te ocurre alguna explicación? ¿Hasta qué punto esos retratos musicales  de la realidad exterior tienen hoy validez? ¿La gente se los cree o no? ¿Es algo que necesitamos o mejor dejarlo estar?

Creo que funciona por lo que demanda cada época, los músicos por lo general damos lo que el público demanda; si quieren algo más lúdico y hedonista se da y si los tiempos piden crítica social también. Los Rolling Stones o Dylan me parecen buenos ejemplos de cómo el mensaje en las letras cambia de acuerdo con lo que cada giro de la sociedad demanda. Pese a eso siempre hay gente que utiliza sus canciones solo como vehículo político o social y que considera más importante el mensaje que la música. Woody Guthrie o Pete Seeger fueron en su tiempo lo que luego ha sido John Lennon, Neil Young o Rage Against The Machine. Pero la prensa musical se hace eco solo de lo musical y la prensa generalista no tiene demasiado en cuenta el mensaje político de los músicos más que como anécdota. Y respecto a si “la gente” se los cree, mejor no ahondar en lo que piensa y decide “la masa” después de ver los políticos que elegimos para que nos representen o fenómenos sociales como el de Belén Esteban.

¿Hasta qué punto percibes como algo político lo que haces? ¿Hasta qué punto se refleja en tus canciones tu visión política del mundo?

Al principio mis letras eran más políticas o sociales, luego tuve unos años mas surrealistas y metafísicos de esos de “si no pienso en la realidad, igual desaparece”, luego a principio de los 2000 volví a conectar con la realidad y a cagarme en todo. Ahora paso de hacer letras si puedo evitarlo. La política me asquea, el enfrentamiento de la izquierda y la derecha tenía vigencia en el siglo XIX, ahora no me parece más que una cortina de humo que desvía la atención de lo que realmente maneja nuestras vidas.

La gran mayoría de la gente que hace rock and roll lleva las riendas de su carrera, en muchos casos porque no queda más remedio, en otros porque así lo han elegido. ¿La búsqueda de la libertad artística es la única decisión política que debe tomar un músico o deben implicarse también en asuntos más sociales? ¿Ves la independencia y la autogestión como algo político o es algo que se hace porque no se tiene otra opción?

Para mí, la independencia es la única forma en la que funciono a gusto porque no creo demasiado en el sistema, ni en las reglas del juego, ni en cómo funciona el mundo de la música y prefiero hacer las cosas a mi manera y a mi ritmo. Llevo haciéndolo así desde que empecé y no me va mal del todo, sigo en movimiento y disfruto de ello. Es algo que va mas allá de mis ideas políticas, es una forma de vida.

ESTEBAN HERNÁNDEZ

One Comment

  1. Palabras serias de uno de los pocos inteligentes del rock de aqui.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: