Vivos — 5 octubre, 2011 at 0:00

Los Hijos Bastardos de Henry Chinaski / Bryan Estepa & Spanish Band

ROCKSOUND, Barcelona

Atractiva doble velada para poner sal y pimienta rocanrolera a un martes. Los barceloneses y el pequeño trovador australiano atrajeron a la sala del Poble Nou a un buen número de público pese al día y consiguieron crear una atmósfera cálida y distendida donde ambas bandas dieron fuste y color de manera diferente, cada uno a su estilo, en un concierto que se hizo corto.Abrió la noche en solitario Edu Chinaski. Agarrado a su guitarra revisó a Steve Earle y  calentó el ambiente hasta la aparición de la banda al completo. Los conciertos de los Chinaskis son reales como la vida misma. Tal y como tocan es como son. Divertidos y algo caóticos, pero controlados, disfrutan de la música sin complejos.

Revisaron buena parte de su repertorio, y eso que dijeron que eran perezosos para la composición, soltaron un buen puñado de versiones de diverso pelaje, de Depeche Mode a Johnny Cash, adaptadas a la lengua de Cervantes y rindieron homenaje al rock nacional con sendas revisiones de «Una Noche Sin Tí» de Burning y «Noroeste» de Los Deltonos. Gustaron y nos dejaron a la espera de ver que nos podrá ofrecer ese tercer disco que ya están cocinando. Total, que le dejaron el patio a Bryan a punto de caramelo. Acompañado de manera bárbara por una formación de músicos nacionales, parecía que hubieran tocado juntos toda la vida, mostro una voz preciosa, una sensibilidad pop de orfebre y una habilidad innata para encajarla con la electricidad chisporroteante de las guitarras. No sé si me dejaré llevar por la emoción pero este muchacho está a la altura de iconos del power pop con mucho más reconocimiento como, por ejemplo, Matthew Sweet. Y las canciones interpretadas de su último disco, el reciente Vessels, hacen creer que le queda cuerda para rato. Ante un personal encandilado cerró con una tanda de versiones de aúpa. Nada menos que «I Don’t  Want To Talk About It» de Danny Whitten (popularizada por Rod Stewart), «Blue» de Jayhawks, «Rebel rebel» de David Bowie y un «California Stars» de Wilco con los Chinaskis en escena. Bueno, bonito y barato. ¿Alguien da más?

MANEL CELEIRO

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: