Encuentros — 1 julio, 2011 at 0:00

The New Christs, Sangre yéndose por el desagüe

Reticente y puntilloso a la hora de responder a nuestro cuestionario, Rob Younger sigue manteniendo ese punto de rebeldía individualista que le han hecho un icono a respetar.

“Todo el mundo consigue lo que quiere. Por supuesto que sí, me cago en la puta” (Capitán Willard, Apocalypse Now)

Oráculo del rock aussie, referente musical, productor, estandarte durante décadas del rock pasado de octanaje, su mayor aportación es haber rellenado el hueco que dejó la disolución de Radio Birdman con The New Christs, terrorífica banda de escaso repertorio —cinco álbumes y un puñado de EPs y sencillos— pero de desorbitada grandeza, lamentablemente sólo en círculos reducidos. Las interrupciones debido a los constantes regresos a los escenarios de Radio Birdman, su participación en otros proyectos tipo Deep Reduction o los recientes Bad Music junto a los franceses Dimi Dero Inc. y una insatisfacción con el negocio musical, no han ayudado a favorecer un reconocimiento masivo a una banda que, no olvidemos, firmó un incólume Distemper, disco para algunos todavía más seminal que la discografía de Radio Birdman. Con su estructurada visión del rock post-Detroit y una música revitalizadora sustentada por dos guitarras descargando en paralelo que trepa por el espinazo, Rob Younger encarna aquella máxima que decía que el rock&roll son unas cervezas, un puñado de amigos y una versión apestosa de «Louie Louie».

El rock&roll pierde su efecto revolucionario y contracultural frente a otros estilos como el hip-hop, rap o pop. ¿Crees que estamos asistiendo a su defunción o por lo menos a su transformación en un estilo minoritario residual?

Para mí, y dentro de mi experiencia, el rock&roll siempre ha parecido un negocio. Gente mayor lo llevaba todo: los DJs eran mucho más viejos que su audiencia, los músicos también, la música era vendida a los chavales por gente mayor que ellos que veía ver el dinero que se podía ganar con ello. Si las ideas contraculturales y revolucionarias afloran y crecen en un clima como ése, es que tienen que ser ideas poderosas que mucha gente puede seguir. Normalmente el negocio simplemente trunca lo provocativo, que es digerido y diluido por cualquier sistema existente, como sucedió con el punk. Probablemente algún rock&roll era un buen acompañamiento musical para lo que se dio en llamar revolución en los últimos años sesenta, pero se trata principalmente de entretenimiento. Sí, el rock&roll tiene que morir como una fuerza cultural de primer orden. Podrá existir como un interés minoritario durante mucho tiempo, pero la suerte está echada, como se suele decir. Odio el rap, pero es el que carga con el peso ahora.

Tradicionalmente, el rock&roll siempre ha estado más apegado ideológicamente a la izquierda. ¿Crees que el declive del rock&roll tiene algo que ver con el agotamiento de ideas de la izquierda y el giro brusco en su discurso?

Los músicos, y generalizo mucho aquí, tienden a estar más interesados por las humanidades, ya sabes, temas sociales que implican asuntos sobre la paz, derechos civiles y esas cosas, y por ello deduzco que tienen un corazón más cálido que la gente de ideas conservadoras, así que ese aspecto podría tener alguna influencia. Pero, ¿dices que esas ideas de izquierda están empezando a agotarse? No lo sé. Son los intelectuales y los teóricos los que a menudo proclaman que el verdadero rock va sobre coches, nenas… cualquier cosa excepto temas serios. Eso no es intelectual, es falso. El rock&roll inicial era consumismo y amor: tener coches chulos, llevarte a la chica o chico más mono, ropa: ‘’Don’t step on my blue suede shoes’’. Vale, ese podría ser un tema mayor, como la libertad personal, metafóricamente. En todo caso, no hay gran cosa de la izquierda política en los coches y las chicas. Si no hubiese sido por los Beatles no creo que el rock&roll hubiese continuado hasta hoy. Hicieron que la música rock fuera más esencial para la vida de la gente. Da igual si te gustan o no, sin ellos no habría rock&roll hoy. Olvídate de la erosión de la izquierda. Para mí no significa nada en un contexto rock. En todo caso, podría no ser cierto. La izquierda podría estar sana y salva, escondiéndose en un lugar distinto. Como los libros. Personalmente, no sé donde se encuentra su discurso de revolución en mi colección de discos. ¿Dónde encajan los Ramones con esta línea de pensamiento? ¿Qué hay de su política? Johnny era republicano y se supone que los Ramones son la quintaesencia del más puro rock&roll.

Las enigmáticas portadas de The New Christs son como una forma de ansiarte. ¿Una forma de expresar tu disidencia frente al negocio musical?

La mayor parte de las portadas han sido diseñadas por mí, pero arregladas por alguien con el equipo necesario y con ojo para refinar una idea gráfica buena y hacerla mejor. No son una respuesta a las estilosas y coloridas portadas de otras bandas; de hecho, veo grandes portadas constantemente que me hubiese gustado usar para nosotros. Me gusta mucho intentar capturar el ambiente que está relacionado con el tono de los temas. No tengo un concepto de cuales son las tendencias dominantes de la industria en este sentido. No intento sonar reaccionario, sencillamente no me acerco a la música con un punto de vista anti-sistema. Quizá simplemente soy así y hago lo que hago y pienso como pienso, y me da igual si algo parece anti esto o anti aquello. Mi portada favorita de los Christs es el sencillo «Headin’ South». Es una foto tomada en el retrete de chicas del Trade Union Club, una sala de conciertos fenecida hace tiempo, y se ve un lavabo con lo que parece sangre yéndose por el desagüe. Siempre lo vi como una metáfora de nuestra gran carrera en la música.

El punk en general, y Radio Birdman en particular, utilizó la estética de la guerra. Creo que se utilizaba esa potencia visual para agruparse alrededor de una idea y entrar en oposición con la hegemonía cultural, social y política. ¿No es paradójico que siendo el rock&roll el que modificó la conciencia colectiva ahora se muestre pasivo viendo como el colectivo modifica su espíritu?

Radio Birdman tenía un símbolo que representaba a la banda. Y me gustaba la idea. Yo puse lo del uniforme pero fue una mala idea de cojones. Me desagrada nuestro abuso de temas militares, especialmente en canciones, y desearía no haber ido allí jamás. Nuestro póster de la blietzkrieg era un gran diseño, pero me hubiese gustado que nuestra estética de guerra hubiese acabado allí. Se hizo demasiado literal para mí, y se convirtió en un gran lastre en torno a la banda. He estado defendiéndome de preguntas sobre si era un nazi desde entonces. Para mí, el rock no es excitante si no hay corrientes y modas. El mejor rock nació de una moda, aunque haya notables excepciones. ¿Qué pasa con el rollo mod, punk o psicodélico? El rock florece cuando hay una escena. El negocio llega y lo jode en algún momento, pero es divertido un tiempo. Estoy empezando a sentir que hay un mundo entero de pensamiento del que no me percataba.

La rebeldía ha pasado de ser acción a una moda, incluso Johnny Rotten o Iggy Pop anuncian bebidas y mantequilla. ¿Crees que se podría relanzar el rock&roll si vuelve a tomar activamente partido, en forma y fondo, intentando romper el pensamiento único que desde la clase política se nos impone?

No, no puede ser relanzado. Es aquello en lo que se ha convertido y puede ser otra cosa en el futuro, pero eso no implicará necesariamente que tenga de nuevo la pureza original, a menos que aceptemos que es simplemente, definitivamente, entretenimiento, y que sólo tiene que tener un buen ritmo y una melodía chula, porque bailar y cantar son en sí mismos liberarse, y ahí es donde yo encuentro mayor disfrute en el rock&roll. Si hay ideales más altos retratados en la música, ¡bien!, pero no los pido. La canción «New Race», de Radio Birdman, fue usada en un anuncio de Toyota en Estados Unidos. No supimos nada hasta que ya estaba en el aire, pero cogimos el dinero. Admiro a cualquiera que rechace que su música se use para apoyar productos, especialmente cuando son pobres.

¿Qué contiene el anunciado box-set de Radio Birdman?

Creo que ese box-set son reediciones remasterizadas de los álbumes originales más un directo de nuestro ultimo concierto en Australia en 1978, el que dimos antes de largarnos a Inglaterra y separarnos por primera vez. Me han dicho que suena muy bien. En realidad no tengo nada que ver con esto. Dejé la banda hace unos años, cuando nuevamente se desmoronó la relación, y siento muy poco cariño por los viejos tiempos.

Bang! Records va a publicar en un doble vinilo con sonido remasterizado Lower Yourself con bonus. ¿Hay más material inédito de The New Christs? ¿Hay algún concierto grabado que pueda ser publicado algún día?

Bang! está haciendo un buen trabajo con Lower Yourself. La remasterización para vinilo suena bien, la portada mola, y los tres bonus encajan bien; son tan buenos como el resto del material. No hay más directos antiguos, pero grabamos el bolo del pasado sábado noche en el legendario Excelsior porque lo cierran. Y fue muy bueno. Personalmente, no me interesan mucho los discos en directo. Si hablas con la mayor parte de fans del rock te dirán que Get Yer Ya-Ya’s Out! y Live at Leeds son los únicos grandes. Creo que The Greatest Show on Earth de Jerry Lee Lewis es el mejor que he escuchado. Escucha «High Heel Sneakers».

Hay algunas nuevas bandas en Australia que son muy grandes como The Drones, The Kill Devil Hills o Eddy Current Suppression Ring. ¿Conoces lo que hacen? ¿Hay una línea que una los Birdman o Christs con esta gente?

No conozco a ninguno de ellos personalmente. Ni siquiera sabía que Kill Devil Hills fuesen australianos. Puedes ver que no estoy puesto en la escena. Me gustan Eddy Current y los Drones son populares aquí. Musicalmente no creo que tengan mucho en común con The New Christs; son más pesados, comparados con nuestro estilo pop/rock, más liviano. Conozco sobre todo Havilah, parece que está bien, pero en general simplemente admiro su compromiso con las canciones, y me gusta mucho su portada, y Gareth parece ser un tipo inteligente y con sentido del humor. Lo vi en Rockwiz, un concurso de televisión de aquí. No sé si existe esa línea. Tendrías que preguntarles a ellos, pero lo dudo.

Has producido a muchas bandas y recuerdo que dijiste que estabas muy orgulloso de tu trabajo con The Died Pretty. ¿Cómo te defines como productor en términos de estilo y tratamiento sonoro?

Estoy orgulloso de estar asociado con la que pienso que era la mejor banda australiana de todos los tiempos, especialmente en directo. Se puede pensar que es una afirmación demasiado atrevida, pero ahí está. Estaba con ellos en el estudio tratando de mantener una atmósfera en la que ellos pudiesen trabajar bien, y arrancarles una buena interpretación. Las canciones eran siempre estupendas y hablan por sí mismas. La banda tenía carisma y vestían muy bien, algo que siempre he encontrado importante. No tengo un estilo de sonido como tal. Me apoyo mucho en el ingeniero y en el sonido del estudio. Un productor necesita tener una visión general de las canciones como un cuerpo de trabajo unificado y mantener eso en mente.

¿Es tan gratificante como componer canciones y tocarlas?

Si escribo algo bueno, el mundo parece un lugar mejor, las flores huelen mejor y yo me pavoneo como si fuera el rey de toda esta mierda. No pasa a menudo. Tocar tus canciones en directo es estimulante para mí. Me divierte grabar y producir a bandas, pero no me gusta grabar mi propia voz. Eso es un coñazo.

¿Es difícil envejecer en el negocio de la música? ¿Cuál es tu consejo para sobrevivir en él?

Es duro envejecer en cualquier contexto, pero desde luego, el mundo de la música es bastante implacable. Muchos alargan su impacto inicial durante demasiados años. Yo no, desde luego. Imagínate lo duro que puede ser para una mujer. Tradicionalmente, se les pide que parezcan atractivas hasta el día en que mueran, incluso entre la peña alternativa, supuestamente inteligente. Ser viejo en la música va de tener un aspecto penoso, perder tu chispa y estar por ahí demasiado tiempo. No puedo ofrecer ningún consejo sobre supervivencia en el negocio musical excepto sugerir que no puedes esperar molarle a la gente si no tienes algo especial propio, como en el talento. Desde el momento en que la mayor parte de los músicos piensan que son un regalo de Dios para el mundo de la música, está claro que van a acabar decepcionados.

¿Cuál es la función del artista en el mundo hoy en día? ¿La gente común percibe esa función?

Ofrecer lo que ellos consideren trabajos de belleza, cualquiera que sea el medio, como reflejos de la vida y del mundo. No necesito tener una base práctica. Es la misma función de siempre. La belleza no es siempre bella, por supuesto. Gente común suena un poco elitista, de algún modo, pero si te refieres al habitual borrachuzo de la calle, mayormente no. Pero eso no importa. Nada que sea interesante es llamativo para todo el mundo. Está ahí para aquellos que lo reconocen.

No publicas discos con frecuencia. ¿Te es difícil escribir canciones?

Escribir canciones no es algo que me venga muy naturalmente, pero cuando algo bueno aparece en mi cabeza, lo agarro. Mis temas están limitados a mierda como la hipocresía, la mía y la de otros, la inacabable capacidad de los humanos para la crueldad, las promesas rotas, ataques de la autoridad, ciertas ex novias que aún se merecen una buena patada e infidelidades sexuales. Cuando no me meten mucha prisa escribo mejores letras, pero no hago nada cuando no hay un disco por grabar. No toco la guitarra bien, pero al menos soy capaz de cogerla y juntar unos cuantos acordes aquí y allá. Es en las melodías en lo que realmente quiero mejorar.

¿Qué piensa de sonidos globalizados como el hip-hop soul, el new jack swing, el G-funk o el jazz-rap? ¿Por qué se tiende a mezclar lo puro? ¿Por supervivencia del género?

Todo eso es mierda. No tengo ninguna cercanía con esos géneros, subgéneros o lo que sean. El rap, bajo cualquier disfraz, es un puto aburrimiento. No hay melodía y todo me suena igual. Creo que el rock&roll estará por aquí mucho más tiempo que el rap. Y ambos estarán aquí mucho más tiempo que yo. La hibridación de formas musicales es natural, supongo, suaviza el aburrimiento, pero produce subgéneros terribles, estoy seguro de que el jazz-rap está hecho en el infierno. No lo he escuchado, sólo lo presumo. ¿Te acuerdas de la fusión? ¿Qué coño era aquello? Y odio que el término dance sea una forma de música por sí misma. Siempre pensé que el rock&roll ya es bastante bueno para bailar. Eso es algo que no me gusta de esta época: bailar ya no está en absoluto de moda. Incluso las mujeres son cada vez peores, pero por lo menos lo intentan

¿Cómo definirías el concepto que hay detrás de The New Christs?

Somos una banda rock&roll para bailar y con pretensiones más altas en cuanto a pensamiento y sentimiento.

Te vi en tu gira con Bad Music donde te acompañabas de miembros de Dimi Dero Inc. ¿Cómo fue la experiencia?

Muy divertida. Nos llevamos estupendamente bien y nos convertimos en una banda bastante decente después de tres bolos. Eran Dimi y Vinz (Dimi Dero Inc.), François Lebas (Fixed Up), y LoSpider (Jerry Spider Gang). Gente estupenda. Vinz, Dimi y yo haremos algo de ese tipo más adelante, este año, con dos guitarristas distintos que pronto anunciaremos. Así que nos viste en el Wurlitzer Ballroom. ¿Te acercaste a decir hola?

Tocas en festivales europeos con bastante frecuencia. ¿Por qué Australia es el último rincón donde se factura hi-energy de calidad y Europa el principal consumidor?

Australia no es el último rincón de nada, amigo mío. Gracias a Dios hay gente en Europa que va a nuestros bolos. Tengo que preguntarte, ¿somos hi-energy? Suena como un evento de atletismo, de flexionar músculos y de público masculino masturbándose con solos de guitarra. Por supuesto, nuestros bolos tienen algo de eso también.

¿Por qué Estados Unidos, que alumbró escenas como la de Nueva York a finales de los setenta o el punk/hardcore de Los Ángeles de los ochenta, mira ahora hacia el americana descafeinado, el country ramplón y otras soplapolleces?

No te involucres, las cosas son cíclicas. Esa mierda descafeinada que no te gusta será sustituida por alguna otra cosa, algo que espero que te guste. Te preocupas demasiado. Hablaste antes de ‘’tomar parte activamente’’, quizá tenga que empezar con menos teorías y más bandas nuevas con canciones guapas. No disfruté especialmente del hardcore de los ochenta de L.A. Demasiado golpearse el pecho y gritar, así que no lo echo de menos para nada. ¿Dónde estaba la melodía? Sin embargo me gustaban los Leaving Trains, pero no eran exactamente hardcore, sólo gente maja que rocanroleaba, como The New Christs.

 

Manuel Beteta & Luis Boullosa

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: