Vivos — 19 mayo, 2011 at 0:00

Hogjaw

Rock Sound, Barcelona

Algo debe suceder con el rock sureño y al asunto redneck en la ciudad condal. En tiempos de crisis como los que estamos viviendo, y que afectan directamente a la asistencia a conciertos, es halagador comprobar que bandas como Blackberry Smoke, Zach Williams & The Reformation o Scott H. Biram, por citar los que más recientemente han estado por aquí, han obtenido cálidas acogidas en sus visitas a Barcelona.

 

 

 

El ambientazo que reinaba en la sala de Poble Nou para recibir a los de Arizona no hacía más que revalidar esa tendencia. Abrieron Booty Hunters, combo local que le atiza al country y al rock con actitud beligerante y ganas de liarla colocándolos en lugares comunes a majaras del calibre de Hank III. Cumplieron en la misión de calentar el personal y lo dejaron a punto para recibir la estampida sonora surgida del desierto. Lanzados a muerte desde las primeras notas de «Rollin’ Thunder» el cuarteto tocó lo más granado de sus dos álbumes, con especial incidencia en los temas del primero, Devil In The Details, y referencias ineludibles a los popes del asunto, Lynyrd Skynyrd, la hermandad Allman, los primeros Molly Hatchtet, entre punteos a dúo marcando estilo y agresivas rítmicas, ahí es donde se notaban más sus influencias hard, cubriendo la aguardentosa voz de Jonboat Jones, ¡menudo morlaco el tipo!, y la amenazadora presencia del bajista Elvis DD. Pese a esa imagen de cazurros son unos músicos notables, como demostraron en pasajes instrumentales llenos de polvo y melodía, y saben perfectamente de que va el tema. Algarabía total entre un respetable que asaltó el tenderete de merchandisig antes, durante y después del bolo. Señal matemática de éxito. Esperamos su regreso con los brazos abiertos.

MANEL CELEIRO

FOTO: SOPHIE

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: