Encuentros — 1 Mayo, 2011 at 0:00

Luz Verde, Venezuela rockea ¡¡Exclusiva Web!!!

Acostumbrados como estamos por estas tierras al rock que proviene de Argentina, se nos hace más extraño acercarnos a un grupo venezolano que asegura tener entre sus máximas influencias a los Raconteurs, Devendra Banhart, Mars Volta o los patrios M-Clan. Afincados, eso sí, en Barcelona, Luz Verde, regresan con su cuarto disco, En Llamas, proclamado como el mejor disco de rock sudamericano ilustrado. Esto es lo que nos cuentan de él.

¿Cómo nace una banda de rock de músicos venezolanos? Explicadnos como está el tema allí para los que no conocemos la escena.

No sé cómo será en otros países pero en Venezuela es muy similar a como ocurre en España. Un grupo de amigos a los que nos molaba la música, con ganas de decir y hacer algo, con influencias similares. Lo diferente no es tanto la manera en que se forma una banda en Venezuela, la diferencia es la escena. Nosotros nos fundamos en 1995 y en aquella época el rock era algo muy underground, la gente no consumía rock y mucho menos rock nacional(venezolano). Si querías tocar tenías que ir a sitios bastante sórdidos, pero molaba, era una escena con duende aunque con muy pocas alternativas. Hoy en día ha cambiado mucho esto. Venezuela tiene una escena de rock nacional muy activa, con mucho apoyo de radio, incluso en los primeros puestos de radio estamos varios grupos venezolanos. Esto es muy reconfortante. Pienso que los países deben defender su cultura y definitivamente la música pop, en su acepción más general, es una parte muy importante de la cultura. Recomiendo a los que no conocen de rock venezolano que escuchen: Tomates Fritos, La Vida Boheme, Bacalao Men por ejemplo.

Vivíais en Barcelona desde hace tiempo ¿por qué el cambio?

El cambio es motivado por la búsqueda, buscando qué? Nuevos retos, metas más grandes, buscando un reset(personal, musical, social), nuevas historias. También hay que decir que Venezuela en el 2004 a travesaba un punto de inflexión político y social muy fuerte, veníamos de un paro petrolero, la economía no iba nada bien, la inseguridad crecía muchísimo, y esto sumado a las ganas de experimentar que tenía la banda nos decidimos a partir.

Luz Verde ¿de dónde viene ese nombre?

Hace tanto tiempo de eso, hemos dicho tantas historias diferentes que la verdad y la ficción se mezcla en el recuerdo. La historia en la que estamos todos de acuerdo, que no necesariamente es la verdad al 100%, es que una noche, de las primeras en que nos reuníamos a tocar, amanecimos bebiendo y componiendo y vimos una luz verde salir detrás de la montaña que rodea Caracas(se llama el Ávila) y nos pareció una especie de señal y nos quedamos con el nombre.

En vuestra nota de prensa se habla de bandas como Raconteurs, Devendra Banhart o Muse ¿cómo se aúnan esas influencias?

Las influencias son mucho más que esas y mucho más eclécticas, esas son sólo algunas. A nosotros nos gusta la potencia y melodía de Muse, la irreverencia y originalidad de Raconteurs(y de todo lo que hace Jack White) y el Folk de Devendra. Pero hay más oímos Beck, Salsa Brava, música clásica, Porcupine Tree . . . la confluencia de influencias entre nosotros se reduce a una docena de grupos a partir de allí cada quien oye lo suyo y lo trae a la mesa cada vez que componemos. No creemos en influencias estáticas, todo influye, la música que va saliendo te influye o nuevos descubrimientos del pasado. Sólo  basta en pensar en Spotify para saber la infinidad de cosas que te pueden influir.

También leo que vuestra música es clásica y moderna a la vez. Explicadme eso.

Sí nos preguntas qué música hacemos todos te diríamos rock and roll, y no es mentira, es nuestra base, nuestro punto de partida. De allí lo clásico. Sin embargo no buscamos un sonido “vintage” no pretendemos emular un sonido del rock clásico de los 60 o 70, nosotros estamos buscando, buscamos un sonido propio, tanto a nivel de composición como de sonido, algo que de alguna manera contribuya. De allí lo moderno. Pero más que hablar de clásico o moderno yo hablaría de sin complejos, si una canción es sencilla, directa, sin pretensiones la dejamos tal cual, así, como suena. Si por otro lado pide más arreglos, más aventura a nivel de sonido de instrumentos, nos arriesgamos a ver qué pasa.

El disco se llama En Llamas y empieza con «Cenando con el diablo». Todo muy infernal ¿no?

No lo había visto así. El nombre del disco sale de una frase de Tom Waits que Willbert(Guitarra/Voz) leyó. Decía que Tom Waits le decía a sus músicos que tocaran como si tuvieran la cabeza en llamas. Nos gustó mucho. Terminamos por decidirnos por ese nombre cuando Diego Bisquerra nos mostró las fotos que había tomado de la Barceloneta nevada, nos moló la contradicción de una portada nevada y que el disco se llamara En Llamas. Cenando con el Diablo habla de las tentaciones, de las veces que bailas con el diablo y te lo juegas todo. En la canción logramos mantener la fe pero a veces no se logra.

¿Qué diferencia vuestra música de una escuela mucho más conocida por aquí como es la argentina?

La principal diferencia es que a pesar de que el rock argentino es una gran influencia nosotros también bebemos del rock mejicano, el español, el colombiano y actualmente el venezolano. El rock argentino tienen un sonido muy característico, muy reconocible, y nosotros no sonamos así.

Incluís un par de temas duplicados con su versión acústica ¿por qué?

No fue planificado. Terminamos antes la grabación del disco y quedaba tiempo de estudio y lo aprovechamos. Improvisamos varias canciones en versión acústica a ver qué salía y nos gustaron estas dos y las incluimos. Nos parece interesante ofrecer otra visión del mismo tema. Ha tenido mucho éxito a la gente le gustó esta idea, seguro lo seguiremos haciendo.

A pesar de vuestro sonido rock, las temáticas de las letras son bastante melancólicas excepto «Mira Adelante» ¿cuál es la razón?

Yo no soy letrista en el grupo así que la verdad la sabrán Will o Carlos. Te puedo decir que han sido años de muchas vivencias, muchos viajes, muchos cambios, mucho trabajo, muchas alegrías, muchas tristezas y quizás la tristeza es una mejor herramienta a la hora de explotar tu creatividad, no? Puede ser eso . .

¿Cuáles son vuestros planes de cara al futuro?

El futuro inmediato es realizar un par de actuaciones de TV y un par de conciertos acá en España antes de ir casi un mes de gira a Venezuela. Allá En Llamas ha tenido mucho éxito por lo que son días de muchos shows, mucho curro. A mediano plazo nos toca currar el nombre del grupo en España y la manera que lo sabemos hacer es tocando, por lo que nos hincharemos a bolos y kms, quizás otro disco a finales de año principio del que viene. A largo plazo, pues a largo plazo estaremos todos muertos . . . así que no hay planes tan lejanos.

Eduardo Izquierdo

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: