Discomático — 4 Marzo, 2011 at 0:00

Smith Westerns – Dye It Blonde

Muchos nos lo habíamos preguntado alguna vez, ¿cómo sería el glam-rock del siglo XXI? Pues bien, aquí tenemos un posible candidato. El cuarteto de Chicago Smith Westerns muestra su atracción por los reyes del glam de los 70 en su segundo trabajo, Dye It Blonde. Bowie, Bolan o Mott the Hoople, son revisados en sus nuevas canciones. 

Pero no nos engañemos, ellos no se pintan los morros, no se visten con ropas estrafalarias o calzan botas de plataforma. Son unos jóvenes traviesos y salvajes curtidos en la escena garage-punk de su ciudad y amantes de la baja fidelidad. El título Tíñelo rubio y la inicial «Weekend» dan fe de sus intenciones, con un tono saturado de guitarra que parece ecualizada por el mismísimo Bolan, continuando con «Still New» o «Imagine», una de mis preferidas junto con «End of the Night», que apesta a T.Rex por los cuatro costados. Las baladas y medios tiempos a base de piano como «Smile», se acercan más si cabe al universo Mott, a los que emulan con «All Die Young». No todo tiene que ser música del pasado, su productor Chris Coady (haciendo aquí el papel de Toni Visconti) les inspira la épica de Beach House, grupo que ha pasado por sus manos y paradigma del indie actual. Quizá la canción más dispar sea «Dance Away», una añoranza por el pop 80’s inglés. El fantasma de Marc Bolan, presente en todo el disco, se despide con «Dye the World» hasta… ¿una nueva aparición? ¿quién lo sabe? Lo que está claro es que Smith Westerns dan un paso adelante, dejando atrás el lo-fi para sonar más convencionales. Dye it Blonde es un caramelo que, saboreado sin prejuicios, puede resultar muy gratificante.

 

Rubén Vela

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: